martes, 16 de febrero de 2010

En silencio.

Día raro.
Día extraño.
Día confuso, lleno de significado.
Día oscuro, delicadamente soleado.
Día apagado, silencioso.
La mente no ha buscado, no ha pensado, ni si quiera ha intentado comunicarse, no ha recordado.
Ha pulsado el pause, esperando que pase el día, que vuelva el bullicio, el griterío mental señal de vida.
El exterior sobra hoy.
Quiero acurrucarme y que me abrace hasta que amanezca.
Sin embargo, la vida sigue y mi cuerpo tiene su propio ritmo. Ha trabajado más que nunca, desplegando sus mecanismos defensivos, quizá creyendo que si descansaba la mente aprovecharía la ocasión para ponerse en funcionamiento.
Un 16 de febrero de hace 97 años.....vino al mundo.
PD.: Mi chica es perfecta. No han sido necesarias las palabras. Ella ha estado conmigo en lo que tal vez, haya sido el momento más duro del día.

7 comentarios:

  1. En este caso, te envio un abrazote cargado de todo el cariño posible...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues eso ya es importante y compensa el dolor de las ausencias.

    ResponderEliminar
  3. Fuerza en los momentos inciertos... gracias a Dios tienes a tu amada al lado.

    ResponderEliminar
  4. A mi me cuesta trabajo encontrarle significado a un día confuso... tal vez porque no tengo compañía :/
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Un abrazo con más calorcito, si es posible, porque son esas pequeñas cosas compartidas las que se pasan ...

    ResponderEliminar